DEJAR DE FUMAR

cigarrillo apagado en el suelo al dejar de fumar

La adicción a la nicotina es una de las adicciones más graves que existen. La nicotina es un alcaloide del tabaco altamente adictivo que afecta prácticamente a todo el cuerpo. Dejar de fumar resulta complicado debido a factores físicos, psicológicos y sociales. A pesar de que la OMS dice que el tabaco está relacionado con la causa de muerte en la mitad de los fumadores, observamos que dejar de fumar representa una gran dificultad para la gran mayoría de ellos. El tabaquismo o adicción al tabaco es una dependencia severa equiparable a la adicción a la heroína o a la cocaína. No existen pastillas para dejar de fumar ni otros tratamientos que sean efectivos al cien por cien para dejar el tabaco.

Dificultades para dejar de fumar

Superar la adicción al tabaco requiere compromiso, perseverancia y apoyo. Aunque algunas personas dejan de fumar por sí mismas, otras necesitan recursos adicionales, medicamentos o apoyo profesional. El acto de fumar, a menudo se arraiga profundamente en las rutinas cotidianas, lo que dificulta abandonar este hábito. Los fumadores asocian el consumo de tabaco a emociones o situaciones específicas, por lo que a menudo resulta difícil dejar de fumar.

Una de las principales dificultades que encontramos para dejar el tabaco está relacionada con la dependencia física que causa la nicotina. Los síntomas de abstinencia (como la irritabilidad, el deseo de fumar, los cambios de humor y la dificultad para concentrarse) se convierten en un obstáculo para conseguir eliminar el tabaco. En cierto modo, es un cuadro similar al síndrome de abstinencia a la marihuana.

También resulta crucial la influencia de los factores psicológicos asociados al tabaquismo. Asociamos el tabaco a la gestión del estrés, la ansiedad o el aburrimiento. Dejar de fumar puede conducir a una pérdida de este mecanismo de afrontamiento, lo que dificulta encontrar formas alternativas para manejar dichas situaciones.

Cenicero lleno de cigarrillos apagados

Por último, frecuentar un entorno que fomenta el consumo de tabaco facilitará que tu dependencia continúe. Relacionarse con amigos, familiares o compañeros de trabajo que fuman puede desencadenar tu deseo de fumar. Por ejemplo, un planteamiento erróneo muy frecuente es utilizar las pastillas para dejar de fumar sin cambiar los hábitos o el entorno; casi nunca funciona. Por lo tanto, si queremos superar el tabaquismo con éxito debemos cambiar nuestro estilo de vida.

Mitos sobre dejar de fumar

Existen mitos sobre dejar de fumar que en muchas ocasiones favorecen que la adicción se mantenga. Veamos los mitos más frecuentes a este respecto:

  • Algunas personas creen que dejar el tabaco es sencillo y que pueden hacerlo cualquier momento: falso. Lo cierto es que para la gran mayoría de personas dejar de fumar resulta bastante complicado.
  • Dejar de fumar ofrece una recompensa inmediata y te encontrarás mejor rápidamente: falso. Los beneficios de dejar el tabaco a menudo se obtienen con el tiempo. Esto puede dificultar que las personas se mantengan motivadas, especialmente durante los primeros días o semanas sin fumar.
  • Debes conseguir dejar de fumar a la primera: falso. Superar esta adicción a menudo requiere múltiples intentos. En este sentido, las personas suelen desanimarse bastante con las recaídas y piensan que son incapaces de conseguirlo, por lo que continúan fumando.
  • Si dejas el tabaco aumentas de peso: falso. Es una preocupación muy frecuente pensar que dejar de fumar conlleva un aumento de peso, pero esto no cierto para todo el mundo. El aumento de peso después de dejar el tabaco ocurre debido a varios factores, pero fundamentalmente se debe a la mayor ingestión de calorías.
  • Las pastillas para dejar de fumar son totalmente eficaces: falso. El tratamiento con medicamentos para dejar el tabaco muestra resultados variables para cada persona. Sin embargo, diferentes estudios han demostrado su eficacia y ayudan a muchas personas a superar la adicción al tabaco.

Tratamiento del tabaquismo

Existen diferentes opciones de tratamiento para la adicción al tabaco. Estos enfoques funcionan de manera distinta en cada persona, pero habitualmente la combinación de estas terapias ofrece buenos resultados. Los principales tratamientos del Centro Desintoxicación Valencia para dejar de fumar son:

  1. Terapia de reemplazo: existen chicles, parches y aerosoles con nicotina que sirven para ayudar a controlar los síntomas de abstinencia. Estos productos reducen gradualmente la dependencia a la nicotina y el deseo de fumar.
  2. Tratamiento farmacológico: en España existen 2 medicamentos aprobados para la dependencia a la nicotina (bupropión y citisina). Cabe resaltar que las pastillas para dejar de fumar ofrecen diferentes resultados en cada persona.
  3. Estimulación Magnética Transcraneal (EMT): es la terapia más novedosa actualmente. Con la EMT muchas personas consiguen superar la adicción al tabaco.
  4. Terapia asistida con psilocibina: aunque todavía se encuentra en fase de desarrollo, la psilocibina podría resultar de utilidad para superar el tabaquismo.
  5. Grupos de apoyo: unirse a grupos de apoyo para dejar de fumar puede complementar el tratamiento y mejorar sus resultados.
  6. Mindfulness: el mindfulness, los ejercicios de respiración profunda o el yoga pueden ayudarte a controlar el estrés y la ansiedad, que desencadenan frecuentemente el consumo de tabaco.
  7. Terapia conductual: el tratamiento psicológico para dejar de fumar implica trabajar con un terapeuta que diseñará un plan personalizado para identificar los desencadenantes del consumo y desarrollar estrategias de afrontamiento.

Recuerda que dejar de fumar es un proceso. Está bien experimentar con diferentes métodos y terapias hasta que encuentre la que más le convenga. Dejar el tabaco es un desafío, pero con determinación y apoyo profesional es posible conseguirlo. Contacta con Ivatad Valencia para información sobre cómo superar el tabaquismo.