Brote psicótico por consumo de cannabis

Hombre con brote psicótico por consumo de cannabis

La psicosis es una alteración mental que afecta a la capacidad de percibir la realidad con precisión. El consumo de marihuana puede provocar un episodio agudo de psicosis conocido como brote psicótico por consumo de cannabis o psicosis cannábica. Como veremos más adelante, existe una fuerte evidencia de la relación entre el consumo de marihuana y la psicosis. Dicho así resulta impactante, pero lo cierto es que las personas que consumen marihuana con frecuencia, en grandes cantidades o con alta proporción en THC, tienen una mayor probabilidad de padecer psicosis. El brote psicótico por consumo de cannabis cursa con delirio, paranoia y alucinaciones.

El brote psicótico por consumo de cannabis es un cuadro sintomático que afecta a la capacidad de percibir la realidad con precisión.

La psicosis cannábica es mucho más frecuente en personas con adicción al cannabis y generalmente cursa con delirio, paranoia y alucinaciones. Pero debemos resaltar que también puede aparecer como consecuencia del consumo puntual de marihuana, o incluso meses después de dejar los porros. Por lo tanto, el brote psicótico por consumo de marihuana no afecta únicamente a quienes consumen con frecuencia. Se trata de un posible síntoma que puede padecer cualquier consumidor de cannabis.

La psicosis cannábica cursa con delirio, paranoia y alucinaciones.

¿Qué es la psicosis?

Como comentábamos, la psicosis es una afección de salud mental que afecta a la capacidad de una persona para percibir la realidad con precisión. Cursa con diferentes síntomas como alucinaciones, delirios y pensamientos desordenados, cuyo origen puede ser diverso. Estos son los síntomas más comunes del brote psicótico:

  • Alucinaciones. Una persona con psicosis puede experimentar percepciones sensoriales que no se basan en la realidad, como escuchar voces o ver cosas que no existen.
  • Delirios y paranoia. Las personas con psicosis pueden tener falsas creencias que no se basan en la realidad y creer que le están siguiendo o que están tratando de hacerle daño.
  • Discurso incoherente. Las personas con un brote psicótico pueden tener dificultades para organizar sus pensamientos o comunicarse de manera coherente.
  • Comportamiento modificado. Las personas con psicosis pueden tener dificultad para experimentar y expresar emociones de manera normal. También pueden tener comportamientos inusuales o inapropiados.

La psicosis suele ser a su vez un síntoma de otras afecciones de la salud mental, como la esquizofrenia, el trastorno bipolar o la depresión. También puede aparecer como consecuencia del consumo de drogas, como efecto secundario de algunos medicamentos o como una entidad patológica propia. El tratamiento de la psicosis generalmente implica la combinación de medicamentos y psicoterapia, para abordar posibles causas subyacentes.

una mujer con psicosis por consumo de marihuana
La marihuana puede provocar psicosis cannábica.

La psicosis cannábica puede aparecer como consecuencia del consumo de marihuana o como una entidad patológica propia.

¿El consumo de cannabis puede provocar un brote psicótico?

Sí, el consumo de cannabis se ha relacionado con el desarrollo de brotes psicóticos, particularmente en personas genéticamente predispuestas o con antecedentes de enfermedades psiquiátricas. Diferentes investigaciones han demostrado que el consumo de marihuana, especialmente la de alto contenido en THC, aumenta el riesgo de desarrollar trastornos psicóticos y esquizofrenia. El riesgo de padecer brotes psicóticos es más elevado en personas que empiezan a consumir marihuana a una edad temprana y consumen con frecuencia o en grandes cantidades. Aunque también puede aparecer con el consumo puntual de marihuana o incluso meses después de dejar los porros.

La psicosis cannábica es frecuente en personas con adicción a la marihuana.

No obstante, la psicosis también puede aparecer por el consumo puntual de cannabis o incluso meses después de dejar los porros. En este sentido, debemos tener en cuenta que no todos los que consumen cannabis desarrollan psicosis. Muchas personas fuman marihuana sin experimentar estos efectos negativos. La relación entre el consumo de marihuana y la psicosis es compleja y probablemente involucre una combinación de factores genéticos, ambientales y de otro tipo. Si le preocupa su consumo de marihuana, o su impacto en su salud mental, es recomendable que hable con un profesional de la salud como Ivatad para obtener orientación.

El consumo de marihuana aumenta el riesgo de padecer brotes psicóticos y esquizofrenia.

Sin embargo, debemos tener en cuenta que no todas las personas que consumen marihuana desarrollan psicosis cannábica.

Factores que determinan el brote psicótico por consumo de cannabis

La asociación entre el consumo de marihuana y la psicosis es un tema complejo y multifactorial que implica la combinación de factores genéticos, individuales y ambientales. Estos son los factores más importantes que intervienen en la aparición del brote psicótico por consumo de cannabis.

  • Genéticos. Diferentes investigaciones han demostrado que existen factores genéticos que predisponen a desarrollar trastornos psicóticos. Algunas personas son más vulnerables a los efectos de la marihuana debido a factores genéticos que influyen en el funcionamiento del sistema de dopamina del cerebro, involucrado en los procesos de recompensa y la motivación.
  • Edad. El consumo de marihuana en la adolescencia interfiere con el desarrollo del cerebro, particularmente de las regiones involucradas en la regulación de las emociones y la toma de decisiones. Por lo tanto, el consumo de cannabis a una edad temprana aumenta el riesgo de padecer psicosis u otros problemas de salud mental como la esquizofrenia.
  • Potencia del cannabis. Las cepas de marihuana de alta potencia, como las que tienen un alto contenido de THC (tetrahidrocannabinol), tienen más probabilidades de causar brotes psicóticos. Puede leer aquí sobre los concentrados de cannabis más peligrosos.
  • Frecuencia y duración del consumo. El consumo frecuente o prolongado de marihuana aumenta el riesgo de desarrollar psicosis, particularmente si comienza en la adolescencia.
  • Otros factores ambientales. Otros factores que pueden aumentar el riesgo de desarrollar brotes psicóticos por consumo de cannabis son la exposición a traumas, eventos estresantes, y el aislamiento social.

Es importante tener en cuenta que no todas las personas que consumen marihuana desarrollarán psicosis. En cualquier caso, si estás preocupado por tu consumo de marihuana debes hablar con un profesional de la salud para recibir orientación.

Los principales factores que intervienen en la aparición del brote psicótico por consumo de cannabis son los factores genéticos, la frecuencia de consumo, el contenido en THC y los factores ambientales.

El brote psicótico después del consumo de cannabis

Aunque no es lo más frecuente, la psicosis inducida por cannabis puede aparecer mucho tiempo después del consumo de marihuana. Si bien el brote psicótico suele ocurrir entre unas pocas horas y unos pocos días después del consumo de cannabis, en algunos casos los síntomas pueden no aparecer hasta semanas, meses o incluso años después de dejar de consumir marihuana.

La investigación sugiere que el riesgo de desarrollar psicosis por consumo de cannabis es mayor durante el propio consumo, especialmente si está usando marihuana con mucho THC. Sin embargo, existen casos en los que las personas desarrollan brotes psicóticos meses después de suspender el consumo de cannabis.

La psicosis inducida por cannabis puede aparecer mucho tiempo después del consumo.

Algunas personas desarrollan un brote psicótico por consumo de cannabis varias semanas, meses o incluso años después de interrumpir el consumo. En definitiva, el consumo de cannabis puede ser un factor de los muchos que contribuyen al desarrollo de la psicosis.

No todos los casos de psicosis tienen su origen en el consumo de cannabis.

La psicosis también puede aparecer por el consumo de otras drogas como la cocaína (psicosis cocaínica), como consecuencia de trastornos de salud mental o como efecto secundario de algunos tratamientos farmacológicos.

Relación entre consumo de cannabis, psicosis y esquizofrenia

Existe una relación compleja entre la psicosis, el consumo de cannabis y la esquizofrenia. Si bien no todas las personas que consumen cannabis desarrollan psicosis o esquizofrenia, existe evidencia científica que confirma que el consumo de cannabis aumenta el riesgo de padecer estos cuadros, particularmente en personas con predisposición genética.

La marihuana es una droga que puede provocar psicosis
Existe relación entre el consumo de marihuana y la psicosis.

Estudios recientes indican que el consumo de cannabis (en particular el consumo intenso o prolongado) aumenta el riesgo de desarrollar psicosis y esquizofrenia. El riesgo parece ser mayor en aquellos que consumen cannabis con mucho THC y en quienes empiezan a consumir a una edad temprana. Además, las personas con antecedentes familiares de psicosis o esquizofrenia son más vulnerables a los efectos del cannabis.

El consumo de cannabis, en particular el consumo intenso y prolongado, aumenta el riesgo de desarrollar psicosis y esquizofrenia.

El mecanismo exacto por el cual el consumo de cannabis puede conducir a la psicosis y esquizofrenia no se comprende completamente, pero se cree que involucra una combinación de factores genéticos, ambientales y neurobiológicos.

No todas las personas que consumen cannabis desarrollan psicosis o esquizofrenia.

Además, muchas personas con estas afecciones no tienen antecedentes de consumo de cannabis. Sin embargo, las personas con antecedentes familiares de trastornos psiquiátricos u otros factores de riesgo deben tener un especial cuidado con el consumo de cannabis.

Por lo tanto, las personas con mayor riesgo de padecer estas afecciones, como las que tienen antecedentes familiares u otros factores de riesgo, deben tener evitar el consumo de cannabis y consultar con un profesional de la salud mental en caso de padecer estos síntomas.

Cannabis, predisposición genética y psicosis

Diferentes estudios han demostrado que existe un componente genético en la relación entre el consumo de marihuana y la psicosis. De este modo, ciertas variaciones en determinados genes pueden hacer que una persona sea más susceptible a desarrollar un brote psicótico por consumo de marihuana.

Uno de esos genes es el gen COMT, que desempeña un papel importante en la regulación de la dopamina en el cerebro. La dopamina es un neurotransmisor que está implicado en la recompensa y la motivación, y también se ha implicado en el desarrollo de la psicosis. Variaciones en el gen COMT pueden conducir a un aumento de los niveles de dopamina en el cerebro, lo que puede aumentar el riesgo de padecer psicosis.

Otro gen implicado en la relación entre el consumo de marihuana y la psicosis es el gen AKT1. Este gen está involucrado en una vía de señalización que regula el crecimiento y la supervivencia de las neuronas en el cerebro. Variaciones del gen AKT1 se han relacionado con una mayor sensibilidad a los efectos del THC, el principio activo de la marihuana, así como con un mayor riesgo de desarrollar psicosis.

Existe un componente genético en la relación entre el consumo de marihuana y la psicosis.

Variaciones en los genes COMT y AKT1 pueden hacer que una persona sea más susceptible a desarrollar un brote psicótico cuando consume marihuana. Sin embargo, es importante señalar que la genética es solamente uno de los diversos factores que pueden contribuir al desarrollo de psicosis. Otros factores, como los factores estresantes ambientales y las condiciones de salud mental subyacentes, también pueden desempeñar un papel importante.

Cómo actuar

Si usted, o un familiar suyo, presenta síntomas de un brote psicótico por consumo de marihuana es importante buscar atención profesional con la mayor rapidez posible. Consulte con su médico, acuda al centro de salud más cercano o contacte con el centro de desintoxicación Ivatad.