Síntomas de adicción al Cannabis

La edad de inicio del consumo es determinante en la adicción al cannabis y sus síntomas

El cannabis es una planta utilizada desde hace miles de años. Podemos diferenciar entre el cannabis de textil (cáñamo), el cannabis de uso recreativo (marihuana) o el cannabis medicinal. La marihuana es una droga con marcadas propiedades psicoactivas ya que, debido a su contenido en THC, tiene un efecto euforizante muy potente. Por lo tanto, algunas personas fuman porros habitualmente para sentirse mejor. El cannabis produce sensación de bienestar y debido a esto resulta fácil habituarse a su consumo.

Aunque es un tema permanentemente debatido, consumir marihuana puede provocar adicción. La adicción al cannabis es prácticamente imperceptible durante un tiempo. A diferencia de otras adicciones, la dependencia física y los síntomas de abstinencia pueden no aparecer. Sin embargo, la dependencia psicológica y la afectación cognitiva son más o menos patentes. Vamos a describir los principales síntomas de adicción al cannabis y cómo identificar a un adicto a los porros.

Los síntomas de adicción al cannabis hacen referencia principalmente a la dependencia psicológica y la afectación cognitiva. La dependencia física y los síntomas de abstinencia pueden no estar presentes.

La adicción al cannabis en Valencia

Generalmente las personas experimentan con alcohol o drogas en edades tempranas. Los jóvenes de la Comunidad Valenciana son los primeros de España, junto a los de Cataluña y País Vasco, en tener contacto con el cannabis. La marihuana, el cannabis o el hachís, se consumen principalmente en forma de porros. Pensamos que el aumento del consumo de cannabis en los últimos años determina la alta prevalencia de la adicción al cannabis. Aproximadamente 3 de cada 100 personas que usan marihuana presentan un consumo problemático de cannabis (EDADES 2019/2020).

La edad de inicio del consumo de marihuana es un factor determinante de la adicción al cannabis. Otros aspectos como la predisposición genética, los rasgos psicológicos o el entorno, también pueden condicionar la aparición de síntomas de adicción al cannabis. Cuanto antes se entra en contacto con la marihuana mayor probabilidad existe de sufrir adicción al cannabis.

Los adolescentes valencianos consumen marihuana por primera vez a los 15 años. En Valencia, el 36 por cien de los jóvenes entre 14 y 18 años (1 de cada 3) reconocen haber consumido cannabis en el último año.

Por otro lado, la baja percepción de riesgo viene asociada al consumo de porros entre los más jóvenes. En general, los adolescentes perciben el uso de marihuana como poco peligroso. Creencias distorsionadas como: ‘son productos naturales’ o ‘se utiliza en medicina’, favorecen el consumo de cannabis. Verdaderamente fumar porros con frecuencia puede provocar síntomas de adicción al cannabis.

Los porros y los síntomas de adicción al cannabis.
El consumo de cannabis suele estar acompañado por una baja percepción de riesgo.

Principales efectos del Cannabis

La proporción entre los dos principales cannabinoides de la marihuana (THC y CBD) determina los efectos psicoactivos o terapéuticos del cannabis. El THC o tetrahidrocannabinol es el principal responsable de los efectos psicoactivos del cannabis. Sin embargo, el CBD (en fase de investigación) posee efectos anticonvulsivantes y probablemente también ansiolíticos y antinflamatorios. El cannabis de uso recreativo puede provocar los siguientes efectos en base a su contenido en THC:

  1. Efectos psicoactivos (euforizante, gratificante, placentero).
  2. Estimulante del apetito.
  3. Antiemético.
  4. Aumenta la frecuencia cardíaca.
  5. Depresor, relajante.
  6. Psicosis (el consumo crónico o excesivo de marihuana, o de marihuana con alto contenido en THC, puede provocar psicosis cannábica).

Los síntomas de la adicción al Cannabis

El síntoma más característico de la adicción al cannabis es la dependencia psicológica y un fuerte impulso interno para consumir hachís o marihuana. El adicto a los porros o al cannabis manifiesta una capacidad deficiente para controlar su consumo. Es decir, da una mayor prioridad al consumo sobre otras actividades y persiste a pesar del daño y las consecuencias negativas. Sin embargo, el síndrome de abstinencia al cannabis puede no estar presente. Los principales síntomas de adicción al cannabis son:

  • Cambios súbitos del estado de ánimo. Episodios repentinos de euforia, risa desmedida, alegría inusual, etc. Pueden alternarse con episodios de ansiedad, irritabilidad o depresión.
  • Ojos rojos, boca seca. El consumo de cannabis provoca vasodilatación ocular y sequedad bucal.
  • Aumento del apetito.
  • Parafernalia asociada. Papel de fumar, tabaco de liar, etc.
  • Abandono de hábitos saludables y nuevas amistades. El deporte, antiguos hobbies y las amistades, pueden ir cambiando a medida que aumenta el consumo de marihuana.
  • Descoordinación motora. A medida que la marihuana actúa en el cerebro, las habilidades motoras quedan alteradas. Esto lleva al consumidor de cannabis a mostrar un mayor nivel de torpeza en sus tareas diarias (derramando líquidos, tropezando con objetos o dejando caer cosas de sus manos).
  • Pérdida de atención y memoria.
  • Síndrome amotivacional. Los adictos al cannabis padecen una pérdida progresiva del interés por actividades sociales, familiares, aficiones etc. Además, el consumo repetido de marihuana puede interferir en la progresión académica o laboral del consumidor. La afectación cognitiva y emocional del adicto a los porros ocasiona un marcado desapego, apatía o desinterés por actividades esenciales.
  • Psicosis y alucinaciones. Los casos más graves de adicción al cannabis se relacionan con una mayor probabilidad de sufrir brotes psicóticos o esquizofrenia.

Señales que pueden ayudarnos a identificar a un adicto a los porros o al cannabis

Si quieres realizar el test de adicción al Cannabis (CAST) haz clic aquí.

Cómo actuar frente a un adicto al Cannabis

En primer lugar necesitamos recordar que cualquier persona mayor de edad puede decidir consumir cannabis o no. No es algo que podamos elegir los demás. Si la persona con una supuesta adicción está receptiva podemos aconsejarle sobre la inconveniencia de fumar porros. Lo que no podemos hacer es obligarle a dejar los porros. Lo más aconsejable es intentar dialogar con él o con ella y sugerirle atención por parte de un especialista en adicciones.

Como ocurre con la mayoría de adicciones, probablemente se niegue a aceptar el problema. O incluso aceptándolo, es probable que se niegue a acudir al centro de psicología Ivatad. Tendremos que respetar los plazos, esperar el momento adecuado. Un adicto al cannabis puede tardar bastante tiempo en pedir ayuda. Debemos mostrarnos comprensibles y sobre todo, no juzgarle. Hacerle saber que cuando lo decida estaremos para acompañarle en el  tratamiento de la adicción al cannabis es la mejor opción. Si necesita información ampliada, siga estos consejos para dejar los porros o contacte con nosotros en el Centro de Desintoxicación Ivatad.