Crack (droga): la cocaína más adictiva. Ni se te ocurra probarla

rocas de crack de cocaína junto a una pipa

El crack es una droga muy adictiva obtenida a partir del clorhidrato de cocaína. Ofrece un rápido y potente efecto estimulante que se traduce en una sensación intensa pero de corta duración. El crack se puede fumar, a diferencia de la cocaína que se destruye con altas temperaturas. Por eso se utilizan pipas (habitualmente de cristal) en donde se calientan las rocas de cocaína hasta evaporarlas, lo que permite aspirar el humo resultante de la combustión.

Al fumar crack se obtiene un efecto eufórico inmediato muy potente. Esto se debe a que la cocaína llega al cerebro con mucha rapidez, en comparación con otros métodos de ingestión. Pero este efecto también es relativamente breve (de 5 a 10 minutos aproximadamente), por lo que a menudo está unido a un fuerte deseo de seguir consumiendo.

El crack es una droga muy adictiva obtenida a partir de la cocaína.

El consumo de crack está considerado muy peligroso debido a su enorme potencial adictivo. Fumar la droga crak implica riesgos significativos para la salud física y mental. Por lo tanto, buscar ayuda profesional es crucial para quienes luchan contra la adicción a esta sustancia.

Origen del crack (droga)

El crack surgió en Estados Unidos durante los años 80 como droga alternativa a la cocaína y su expansión tuvo importantes consecuencias en todo el mundo. Este es el origen del crack y sus consecuencias:

  1. Popularidad. La cocaína ganó popularidad en los Estados Unidos a finales de la década de 1970 y principios de los 80. Estaba relacionada con la alta sociedad y a menudo se consumía en entornos festivos.
  2. Síntesis. A principios de la década de 1980, los traficantes desarrollaron la obtención de la base libre de cocaína. Un proceso que convertía a la cocaína en otra droga más potente (y fumable) conocida como crack. Recibió este nombre por el ruido que hacían los cristales de cocaína al ser calentados.
  3. Accesibilidad. El crack ganó mucha popularidad debido a su elevada accesibilidad y menor costo. Se vendió en cantidades más pequeñas, lo que permitió una distribución generalizada de la droga.
  4. Expansión. La amplia distribución del crack (droga) fue promovida por las redes del narcotráfico en las comunidades más vulnerables de las grandes ciudades, lo que llevó a un aumento significativo del consumo.
  5. Impacto social. La aparición del crack tuvo consecuencias devastadoras: provocó un aumento de la delincuencia, la violencia y un deterioro de las condiciones sociales con graves consecuencias para la salud de los consumidores.

La expansión del crack en Estados Unidos tuvo lugar como consecuencia de factores relacionados con el tráfico de drogas, las disparidades económicas y el desarrollo de una droga altamente adictiva.

Obtención de la base libre

La droga crack se obtiene por transformación del clorhidrato de cocaína en la base libre de cocaína.

La siguiente información se facilita únicamente en el contexto de la prevención de adicciones. La producción y distribución de crack es ilegal ya que se trata de una droga muy peligrosa, tóxica y adictiva.

  1. Clorhidrato de cocaína. El punto de partida para hacer crack (droga) es el clorhidrato de cocaína. La cocaína se obtiene de las hojas de coca y se conoce comúnmente como “nieve”, “farlopa” o “perico”.
  2. Bicarbonato sódico. La cocaína se mezcla con bicarbonato de sodio y se diluye en agua para formar un conglomerado de consistencia pastosa.
  3. Calentamiento. La mezcla de cocaína, agua y bicarbonato se calienta usando una fuente de calor que hace que precipite la formación de la droga crack. Las rocas de crack suelen ser blanquecinas o beige y pueden variar en tamaño.
  4. Solidificación. A medida que la mezcla se calienta, el agua y otras impurezas se evaporan, dejando el crack solidificado. El término crack hace referencia al sonido resultante de la combustión de la droga.

Involucrarse en el consumo de crack resulta altamente perjudicial y peligroso.

Cristales de crack de cocaína que se puede fumar, a diferencia de la cocaína que se destruye con altas temperaturas.
Rocas de crack de cocaína.

Efectos del crack (droga)

El crack es una droga que afecta seriamente al cerebro al aumentar drasticamente los niveles de dopamina (neurotransmisor asociado al placer). Además, el uso repetido de esta droga puede tener graves consecuencias, como la adicción, problemas cardiovasculares, problemas respiratorios y trastornos psicológicos. Estos son los principales efectos del crack:

  1. Aumento de dopamina. El crack es una droga que aumenta rápidamente la liberación de dopamina en el cerebro. Al mismo tiempo, bloquea su recaptación haciendo que se acumule en las sinapsis (espacio entre las neuronas).
  2. Euforia. La acumulación de dopamina provoca una oleada súbita de euforia. Los consumidores a menudo experimentan un placer intenso, mayor energía, mayor confianza en sí mismos y una fuerte sensación de invencibilidad.
  3. Sobreestimulación. Esta droga sobreestimula las vías neuronales de recompensa, lo que provoca el deseo compulsivo de seguir usándola. Además, el consumo repetido  de crack agota el suministro de dopamina con el tiempo, lo que provoca una incapacidad de experimentar placer y dependencia de la droga para sentir bienestar.
  4. Adicción al crack. Al consumir crack repetidamente el cerebro crea neuroadaptación (ajusta su funcionamiento a la presencia de la droga). Esto provoca tolerancia y contribuye a la adicción ya que se vuelve dependiente de la droga para mantener su funcionamiento.
  5. Efectos negativos. El crack afecta a la toma de decisiones y al control de impulsos. El consumo prolongado de la droga crack provoca déficits cognitivos y aumenta el riesgo de trastornos de salud mental, como ansiedad, depresión y psicosis cocaínica.

Los principales efectos del crack son una fuerte sensación de bienestar, mayor energía y un gran sentimiento de invencibilidad.

Tratamiento de la adicción al crack

El tratamiento para la adicción al crack (droga) generalmente implica un enfoque integral que aborda tanto los aspectos físicos como psicológicos de la adicción.

  • Desintoxicación. La fase inicial del tratamiento a menudo implica la desintoxicación supervisada médicamente para controlar de manera segura los síntomas de abstinencia. La abstinencia del crack puede ser intensa y desafiante, pero los profesionales médicos pueden recetar medicamentos para aliviar las molestias y garantizar la seguridad.
  • Tratamiento residencial (ingreso). Los centros residenciales para la adicción a la cocaína ofrecen un entorno estructurado y de apoyo para las personas con adicción al crack. Ofrecen asesoramiento, sesiones de terapia, apoyo grupal y educación sobre adicciones y prevención de recaídas las 24 horas del día, los 7 días de la semana. La estancia en el centro desintoxicación cocaína suele durar varias semanas o meses y pueden ser muy eficaces para quienes necesitan un tratamiento intensivo.
  • Tratamiento ambulatorio. Los programas para pacientes ambulatorios pueden ser adecuados para personas con adicciones menos graves o para quienes están en transición desde un tratamiento residencial. El tratamiento ambulatorio implica visitas periódicas a un centro de tratamiento para asesoramiento, sesiones de terapia, grupos de apoyo y pruebas de detección de drogas. Permite que las personas reciban tratamiento mientras mantienen sus rutinas y responsabilidades diarias.
  • Terapia cognitivo conductual. Este tipo de terapia es eficaz para tratar la adicción al crack. También se utiliza el manejo de contingencias y la entrevista motivacional. Ayudan a las personas a identificar y cambiar patrones de pensamiento y comportamientos asociados al consumo de drogas, desarrollar estrategias de afrontamiento y establecer metas para la recuperación.

El tratamiento de la adicción al crack (droga) puede variar según las necesidades individuales. Buscar ayuda de especialistas en adicciones o centros de desintoxicación de cocaína es fundamental para resolver los problemas de adicción a esta droga.

Datos recientes sobre el crack

Los últimos datos oficiales sobre el consumo de cocaína y crack en Valencia ofrecen resultados interesantes. Estamos ante la mayor producción e incautación de cocaína en Europa de los últimos años. España (junto a Bélgica) es una de las mayores vías de introducción de cocaína, crak y otras drogas en Europa. Los puertos de Amberes y Valencia son puntos de entrada preferidos por las redes internacionales del narcotráfico. Por otro lado, aproximadamente 7.500 personas recibieron tratamiento en Europa por adicción al crack. Esto indica una expansión del consumo de la droga crack en Europa.

Amberes y Valencia son puntos de entrada preferidos por las redes del narcotráfico de drogas como el crack y la cocaína.

En aguas residuales de Valencia hemos pasado de 488 mg de benzoilecgonina por cada 1000 personas (al día) en 2019, a 724 mg en 2022. Además, Valencia está entre las diez primeras ciudades de Europa en consumo de cocaína por detrás de Amberes, Ámsterdam o Tarragona. Esto indica un aumento del consumo de cocaína en Valencia del 48 por cien en los últimos dos años.

La cocaína en aguas residuales de Valencia ha aumentado el 48 por cien en los últimos dos años.

Recuerda, el crack es una droga muy adictiva que implica graves riesgos para la salud.