El consumo de alcohol en adolescentes: principales consecuencias

adolescentes consumiendo alcohol en la terraza de un bar

Según el último informe del Plan Nacional Sobre Drogas (PNSD) los adolescentes inician el consumo de alcohol en torno a los 14 años. Aproximadamente tres de cada cuatro jóvenes menores de 18 años han consumido alcohol alguna vez en su vida.

Los adolescentes inician el consumo de alcohol en torno a los 14 años.

Además, el 30 por cien lo hace en forma de atracón (binge drinking), lo que resulta extremadamente preocupante. Damos por supuesto que el alcohol representa el principal agente socializador en la cultura occidental. Sin embargo, debemos recordar que cualquier consumo de alcohol es considerado de riesgo en los adolescentes menores de 18 años.

En los jóvenes menres de 18 años cualquier consumo de alcohol está considerado de riesgo.

El alcohol en la adolescencia

El alcohol es la sustancia psicoactiva percibida como menos peligrosa por los adolescentes. Sin embargo, perciben la heroína, la cocaína o el éxtasis como drogas de alto riesgo. Además, los jóvenes menores de 18 años ven el alcohol como una sustancia muy fácil de obtener, ya que la mayoría lo obtiene mediante personas adultas. Sin embargo, las autoridades sanitarias recuerdan que cualquier consumo de alcohol en adolescentes es de riesgo.

En adolescentes menores de 18 años cualquier consumo de alcohol está considerado de riesgo.

Cualquier consumo de alcohol está considerado de riesgo en los adolescentes debido a sus características biológicas. Pero además, las mujeres adolescentes son más susceptibles al efecto del alcohol, por lo que ellas están especialmente perjudicadas. Esto se debe a la proporción de agua corporal y a las enzimas que metabolizan el alcohol. Hay que destacar que las mujeres adolescentes muestran un patrón de consumo intensivo de alcohol mayor que el de los varones, por lo que el riesgo de daño es particularmente alto para ellas.

Varios jóvenes adolescente bebiendo alcohol

Por último, el consumo de alcohol en los adolescentes puede provocar importantes alteraciones cerebrales. Veamos cómo afecta a los jóvenes el consumo de alcohol y cuáles son sus implicaciones.

¿Cómo afecta el alcohol a los adolescentes?

La exposición temprana al alcohol puede tener importantes consecuencias. Beber en la adolescencia puede provocar un deterioro cognitivo e interferir en el desarrollo académico y las relaciones familiares. Pero además, el consumo prematuro de alcohol puede predisponer al alcoholismo y facilitar el contacto con las drogas.

El consumo prematuro de alcohol favorece la aparición del alcoholismo.

Por otro lado, el cerebro de los menores no está completamente desarrollado en la adolescencia. Las áreas neuronales encargadas de la toma de decisiones, el autocontrol y las funciones cognitivas siguen evolucionando en esta etapa. Por esta razón, el alcohol afecta mucho más a los adolescentes que a los adultos ya que tienen un cerebro más plástico que está diseñado para aprender durante el crecimiento. Como consecuencia, el consumo de alcohol en edades tempranas hace que el aprendizaje se interrumpa o quede alterado.

El consumo de alcohol interfiere en el desarrollo cerebral de los adolescentes.

El alcohol afecta especialemente a los jóvenes, al igual que el alcoholismo en personas mayores. Por último, cabe destacar el impacto que tiene el consumo intensivo de alcohol entre los jóvenes. Esta forma de beber es particularmente nociva. Veamos cómo afecta el Binge Drinking a esta parte de la población.

El Binge Drinking en adolescentes

Un aspecto preocupante del consumo de alcohol en los adolescentes es el Binge Drinking o consumo en atracón. Consiste en beber una gran cantidad de alcohol en poco espacio de tiempo (menos de 2 horas). En los adultos se considera Binge Drinking al consumo de más de más de 4 ubes (mujeres) o más de 6 ubes (hombres) en menos de dos horas. En los adolescentes el consumo de alcohol en atracón está considerado de alto riesgo.

Las últimas encuestas del PNSD dicen que aproximadamente uno de cada tres menores de 18 años ha bebido alcohol en forma de atracón en el último mes. Si quieres conocer las ubes que contiene una determinada bebida puedes utilizar la calculadora de alcohol.

tabla y datos de binge drinking

No es lo mismo salir a beber unas cervezas que hacer botellón. De la misma forma que no es igual el botellón que el Binge Drinking. Sabemos que todo consumo de alcohol lleva adherido un riesgo, pero cada forma de beber tiene unas consecuencias distintas. Así pues, el Binge Drinking es particularmente perjudicial en los adolescentes. Estas son las principales consecuencias del consumo de alcohol en atracón:

  • Afectación del aprendizaje
  • Afectación de la memoria y la atención
  • Predisposición al alcoholismo
  • Dificulta la toma de decisiones
  • Altera las relaciones personales
  • Provoca comportamientos agresivos y conductas de riesgo

El binge drinking es una conducta de alto riesgo en los adolescentes.

Tal vez quieras leer algunos consejos para reducir el consumo de alcohol.

El alcohol como factor de riesgo del alcoholismo

Beber alcohol en la adolescencia es un factor de riesgo que puede provocar alcoholismo en la edad adulta. No obstante en su desarrollo no solo interviene el alcohol, sino que intervienen otros factores. Estos son los principales aspectos involucrados en el desarrollo del alcoholismo:

  • Factores genéticos
  • Rasgos psicológicos (rasgos de personalidad, impulsividad, baja autoestima, etc.)
  • Factores biológicos y medioambientales (contacto con el alcohol, entorno social, amigos, familiares que consumen alcohol, etc.)

Además, el alcohol ofrece una sensación de invulnerabilidad y falsa percepción de control. El inicio en el consumo de alcohol u otras drogas es relativamente frecuente en la adolescencia como consecuencia de la presión social de los iguales (amigos) y el sentimiento de pertenencia. Por todos estos motivos, el consumo prematuro de alcohol podría facilitar la aparición de alcoholismo en la edad adulta.

Tal vez quieras realizar el test de adicción para adolescentes.

¿Cómo debemos actuar para que los adolescentes dejen de beber alcohol?

La sensibilización e información a la población en general acerca de la problemática del consumo de alcohol en menores y adolescentes resulta fundamental. Los padres deben estar informados de los riesgos y consecuencias de esta práctica. En las escuelas, centros culturales o ayuntamientos, es importante realizar charlas, coloquios o conferencias para prevenir el consumo de alcohol en la adolescencia. Estos son algunos consejos sobre la forma actuar con los adolescentes respecto al consumo de alcohol:

  1. Modelaje. Los adultos representamos modelos para los jóvenes y adolescentes. Sabemos que la imitación de la conducta de los progenitores es una de las principales formas de aprendizaje en la infancia. Por lo tanto, la responsabilidad por parte de los adultos es enviar un mensaje claro a los adolescentes: la conducta más saludable es no beber alcohol.
  2. Comunicación. La comunicación con los hijos debe ser constante y fluida. Es importante mostrar interés por sus actividades, sus amigos, etc. Además, debemos brindar a nuestros hijos la oportunidad de gestionar el ocio de forma saludable y compartirlo con ellos.
  3. Normas. Las familias que no establecen normas contrarias al consumo de alcohol en los menores tienen mayor riesgo de que sus hijos adolescentes consuman.
  4. Educación emocional. Debemos ofrecer a los adolescentes herramientas para gestionar sus problemas y emociones de forma saludable. Es recomendable enseñarles a decir no cuando sea necesario.

En última instancia podemos acudir a un psicólogo especializado en adicciones para obtener orientación en el proceso educativo y de prevención del alcoholismo. Tal vez quieras leer el artículo cómo saber si mi hijo es adicto.