Síntomas al día siguiente de consumir coca

consumir coca y los síntomas al día siguiente

Mucha gente nos pregunta cuales son los síntomas al día siguiente de consumir coca. La cocaína es una droga particularmente "tramposa". Muchas personas se inician en el consumo de forma experimental y casi siempre de manera esporádica. La curiosidad, la coyuntura, o cierto "glamour" que envuelve al consumo de cocaína, pueden hacerte perder el miedo a probar la cocaína. Sin embargo, casi nadie suele estar suficientemente preparado para prever el alto riesgo que supone consumir cocaína. La coca es una droga muy potente; de carácter neurotóxico. Es decir, la coca cambia el normal funcionamiento del sistema nervioso central y por tanto, también del comportamiento. Además, la cocaína causa adicción con extrema facilidad.

En un principio los síntomas al día siguiente de consumir coca son prácticamente imperceptibles. El efecto a corto plazo de la cocaína es potente, pero poco duradero en términos generales. Euforia, seguridad en ti mismo, sensación de bienestar, locuacidad, etc. Al día siguiente prácticamente no existen evidencias del consumo puntual de cocaína. No obstante, que existan síntomas del consumo reciente de cocaína dependerá fundamentalmente de la cantidad de droga consumida, de la vía de administración y de la frecuencia del consumo de cocaína.

Dosis, vía de administración y frecuencia del consumo de cocaína

Con la cocaína pasa algo parecido que con otras drogas o el alcohol. Si el consumo es puntual, y en pequeñas cantidades (consumo esporádico), los efectos son fugaces y prácticamente indetectables al día siguiente. Sin embargo, si el consumo es repetido (consumo crónico) o en grandes cantidades, los síntomas son marcados y de carácter más grave. Resulta conveniente señalar que, aunque no existan síntomas por consumo puntual de cocaína, los test de detección de cocaína podrían identificar durante varios días el contacto previo con esta droga.

La dosis de cocaína y los síntomas

La dosis de cocaína determina el tiempo de detección de la droga y también los síntomas al día siguiente de consumir coca. Es necesario resaltar que cualquier tipo de contacto con la cocaína supone una "intoxicación por cocaína". Si el consumo se produce en grandes cantidades (aunque sea esporádicamente), puede llegar a provocar una sobredosis por cocaína. La toxicidad aguda asociada con la sobredosis de cocaína podría causar eventos potencialmente mortales que incluyen convulsiones, insuficiencia cardiovascular o depresión respiratoria. Esto es más probable cuando se trata de un consumo crónico o bien cuando existe adicción a la cocaína.

Por lo tanto, la dosis y por extensión el tiempo que tarda en eliminarse la cocaína del cuerpo, pueden determinar los síntomas al día siguiente de consumir coca. Los efectos euforizantes del consumo de pequeñas dosis de cocaína tienen una duración relativamente corta (entre 20 y 45 minutos aproximadamente). El principal síntoma al día siguiente de consumir coca en pequeñas dosis podría ser cierto decaimiento, la falta de energía o la apatía.

La vía de administración y los síntomas

De la misma forma, la vía de administración también condiciona los síntomas al día siguiente de consumir coca. La forma más habitual de consumir cocaína es la vía nasal o aspirada. A corto plazo, esta forma de consumir coca puede provocar congestión nasal y rinorrea o también hemorragias nasales (epistaxis). A largo plazo, el consumo repetido de cocaína por esta vía puede provocar la perforación del tabique nasal, entre otros. Por otro lado, la sobre excitación que causa la cocaína puede provocar insomnio. Es frecuente entre los consumidores de cocaína el uso de benzodiacepinas (pastillas para dormir) para compensar la excitación y regular el ciclo del sueño. Otras vías de administración, como la cocaína fumada o inyectada, causan síntomas físicos y psicológicos más marcados y suelen ser frecuentes cuando existe una dependencia severa a la cocaína.

La frecuencia del consumo y los síntomas

En último término, la frecuencia del consumo es un factor decisivo respecto a la sintomatología por consumo de cocaína. Evidentemente, una alta frecuencia del consumo hace más visibles los efectos a corto plazo. Entre las diferentes señales que apuntan al consumo de cocaína, posiblemente el cambio en el estado de ánimo es la señal más característica. A continuación veremos los síntomas más frecuentes por el consumo esporádico y crónico de cocaína. En cualquier caso, tanto si es puntual como si es repetido o frecuente, los cambios marcados en el comportamiento, los cambios en los horarios o actividades habituales, la pérdida del apetito, o movimientos anómalos de dinero, son claros síntomas al día siguiente de consumir coca.

Síntomas por consumir cocaína esporádicamente

Los síntomas por consumir cocaína esporádicamente van desde la afectación física a la psicológica. Independientemente de la dosis, el efecto predominante de la cocaína es la euforia. La coca es un estimulante tan potente que provoca sentimientos de grandiosidad, confianza, mayor energía y un estado de bienestar aumentado. La cocaína provoca una liberación masiva de dopamina en ciertas áreas del cerebro e impide su recaptación. Esto se traduce en un potente efecto gratificante de carácter súbito. Posteriormente, la cocaína desencadena un estado anormalmente depresivo que suele cursar con cansancio, cambios en el estado de ánimo, ciclo del sueño afectado, o anhedonia generalizada.

El consumo puntual de cocaína provoca cansancio y apatía como uno de sus síntomas
El cansancio puede ser un síntoma del consumidor habitual de cocaína.

Física y psicológicamente los síntomas al día siguiente por consumir coca de forma puntual son difíciles de detectar. Tal vez se presente un sueño anómalo, estado anímico alterado, decaimiento, o malestar general. Probablemente ninguno de estos síntomas se produce de forma relevante cuando el consumo es puntual.

Dicho esto, debemos resaltar el frecuente consumo simultáneo de alcohol y cocaína. El consumidor de cocaína descubre con rapidez que amortiguar el exceso de euforia con alcohol le permite, por un lado, seguir bebiendo alejado del estado de embriaguez y por otro, la posibilidad de consumir una mayor cantidad de cocaína. La combinación de alcohol con cocaína es sumamente tóxica y muy característica de personas con dependencia. De este modo, un consumo "atípico" de alcohol puede ser claro indicativo o un síntoma del consumo de cocaína a corto plazo.

Síntomas por consumir cocaína de forma repetida

Como comentábamos, los síntomas por el consumo crónico de coca son más vistosos y de carácter más grave. El principal de ellos es la adicción a la cocaína. Consumir coca de forma regular provoca que el organismo genere tolerancia a la droga. Esto implica la necesidad de aumentar la dosis para conseguir el efecto gratificante. Es decir, cada vez mayor cantidad y con mayor frecuencia. Incluso el consumo puntual o esporádico de cocaína es capaz de generar tolerancia a sus efectos.

 

Los síntomas físicos más visibles por el consumo crónico de cocaína son: pérdida de peso, un marcado aspecto pálido en la piel (debido a la vasoconstricción), y cierto descuido progresivo del cuidado personal. Sin embargo los síntomas más característicos de un adicto a la coca son comportamentales: discusiones frecuentes, importantes cambios del estado de ánimo, irritabilidad, disforia, apatía, o incluso distimia (estado pseudo depresivo). Tanto el uso, el abuso, como la adicción a la cocaína, provocan en mayor o menor medida cuadros de dependencia psicológica considerables.

consumir cocaína interfiere en las relaciones personales como uno de sus síntomas
El consumo de cocaína afecta seriamente a las relaciones personales.

Conclusiones sobre los síntomas por consumo de cocaína

La persona que consume cocaína con regularidad tiende progresivamente a encerrarse en sí mismo. El adicto a la coca se vuelve suspicaz o incluso paranoico. De hecho, entre el 3o y el 80 por cien de los consumidores habituales de cocaína desarrollan en algún momento un cuadro psicótico denominado psicosis cocaínica. Las celotipias (celos patológicos), el delirio, o la agresividad, también están relacionados con el consumo crónico de cocaína. Por otro lado, es bastante característica la desadaptación sexual entre los consumidores de cocaína. Este último rasgo podría ser uno de los síntomas más habituales por consumir coca a largo plazo. De una u otra forma, las relaciones personales entre los consumidores habituales de cocaína (particularmente las parejas) quedan seriamente afectadas.

Preguntas frecuentes

¿Cuáles son los efectos de la coca en la nariz?

✔️ La cocaína es un potente anestésico y también un fuerte vasoconstrictor. El consumo puntual de cocaína produce irritación de la mucosa y por consiguiente secreción de mucosidad. El uso repetido de coca provoca congestión nasal y también puede producir ulceración de la mucosa por lo que puede provocar sangrado nasal. En los casos más graves, y si el consumo es repetido, el tejido termina necrosando y puede perforarse el tabique nasal e incluso el paladar.

¿Existen tics propios de cocainómanos?

✔️ Los tics son espasmos, movimientos o sonidos repentinos que las personas hacen de forma repetida y que no pueden controlar voluntariamente. En el caso de la cocaína hace referencia principalmente al gesto de llevarse la mano a la nariz puesto que el consumo nasal provoca cierto grado de picor, rinorrea o secreción de mucosidad abundante. Otro tic característico es la constante y repetida inspiración nasal (cuando la cocaína ha sido inhalada).

¿Cuáles son los efectos sexuales de la cocaína?

✔️ A priori la cocaína disminuye la capacidad de experimentar placer con el sexo. Sin embargo se produce un fuerte distorsión del comportamiento sexual normalizado. En líneas generales el consumo de cocaína provoca, por ejemplo, disfunción eréctil en el caso de los hombres.

¿Es malo meterse coca de vez en cuando?

✔️ Cualquier contacto con la cocaína es nocivo para la salud. Se trata de una droga especialmente peligrosa a nivel cardíaco. Provoca ansiedad con facilidad. Meterse coca de vez en cuando también puede crear adicción y provocar psicosis cocaínica, entre otros síntomas. El consumo de cocaína es altamente contraproducente a múltiples niveles.