Adicciónadicciones comportamentalesLudopatía

La adicción al Fortnite:Guía para padres

La adicción al fortnite. Guía para padres.

La adicción al Fortnite existe, es real. Básicamente consiste en una ausencia de autocontrol sobre el juego. Cada vez estamos más familiarizados con los videojuegos y los juegos electrónicos. Es raro encontrar a alguien sin un juego instalado en su móvil o un hogar donde no haya una consola de videojuegos. Concebidos como elementos de distracción, los videojuegos se han convertido para muchas familias en una fuente de problemas. Fortnite, probablemente el videojuego de mayor éxito de los últimos años, está causando serias interferencias en el crecimiento familiar, emocional y psicológico de muchos jóvenes. Como ocurre con otras adicciones, un adicto al Fortnite no puede dejar de jugar aún a sabiendas de que está siendo perjudicial para él y para otras personas.

Fortnite es más que un videojuego. Su expansión alcanza límites insospechados y se ha convertido en un fenómeno cultural en todo el mundo. Por ejemplo, los cantantes más famosos presentan sus últimas creaciones a través de Fortnite. Avances cinematográficos de las películas más esperadas también son ofrecidas a través del juego.

La adicción a los videojuegos fue incorporada como una entidad clínica independiente en el año 2018. La Organización Mundial de la Salud decidió incluirla bajo la denominación “gaming disorder” junto a la ludopatía. Con la expansión de internet se ha producido un manifiesto aumento del uso de los videojuegos. Muchos de estos contenidos están expresamente diseñados para ser adictivos. Sea así o no, lo cierto es que hay personas que desarrollan adicción al Fortnite y trataremos de explicar en qué consiste. En nuestro Centro Ludopatía Valencia le ofrecemos también una “Guía para padres” con recomendaciones prácticas para saber cómo actuar cuando alguien cercano presenta síntomas de adicción al Fortnite.

 

¿Qué es Fortnite?

Fortnite es un videojuego de acción creado por Epic Games en el año 2017. Fusiona los géneros bélico, de supervivencia, y creativo. Tiene diversos modos de juego, el más conocido (Fortnite Battle Royale) consiste en una partida de hasta 100 jugadores donde debes disparar y derrotar al resto. Puedes jugar solo o formando equipo con otros jugadores. Fortnite Battle Royale se ha convertido en un fenómeno cultural incomparable a nivel mundial. En 2020 Fortnite contaba con más de 350 millones de jugadores en el mundo. El término “Battle Royale” hace referencia al género de videojuegos bélicos multijugador que combina los géneros “shooter” (disparos) y supervivencia.

 

Un adicto a fortnite en Valencia jugando en su móvil. El tratamiento de la adicción a Fortnite.
¿Cómo saber si soy adicto al Fortnite?

Pero Fortnite tiene particularidades que lo han convertido en éxito mundial. En primer lugar, es gratuito. Todo aquel que quiera puede probarlo. Su modelo de negocio está apoyado en las denominadas microtransacciones. Es decir, puedes jugar sin pagar nada (esto siempre es atractivo), pero las mejoras están disponibles a cambio de dinero. Utiliza cofres de recompensa (gratis) y “pases de batalla” (pagando) para conseguir mejoras, lo cual propicia la continuidad en el juego.

En segundo lugar, a pesar de ser un juego de combate no hay ni rastro de sangre. Combina hábilmente el género “shooter” (matar al adversario) con el creativo pues permite construir elementos que aumentan las posibilidades de victoria. Y por último, en Fortnite puedes acceder a eventos exclusivos de famosos, influencers, o youtubers, que ofrecen sus propias partidas en directo a través de Twitch o de Youtube. Incluso puedes asistir al estreno mundial de la última canción de tu grupo favorito. Por estas y otras cosas Fortnite es mucho más que un videojuego.

 

La adicción al Fortnite consiste en una ausencia de autocontrol sobre el videojuego.
La adicción al Fortnite consiste basicamente en una ausencia de autocontrol sobre el videojuego.

 

¿Por qué es tan adictivo Fortnite?

Fortnite es un juego muy atractivo visualmente, tanto estéticamente como en su contenido. Es gratuito y esto facilita que mucha gente lo pruebe. Si tu hijo es adolescente, seguro que la mayoría de sus amigos juegan o han jugado a Fortnite. A pesar de ser un juego de combate, no tiene escenas sangrientas. Esto le permite obtener el beneplácito de la mayoría de los padres cuando los jugadores son menores. Por otro lado, la “recompensa” por abatir enemigos es constante. Pero las habilidades como explorador y constructor también intervienen en la progresión del juego. Fortnite es un juego entretenido, no es solamente “disparar y matar”.

Al principio nadie hablaba de adicción al Fortnite, probablemente porque los acontecimientos se han sucedido con una rapidez nunca vista anteriormente.

En Fortnite cuando otro jugador te mata puedes ver su nivel de salud. A menudo comprobarás que has estado cerca de ganar el combate. Esto crea un efecto emocional muy sugerente, algo parecido a “casi lo logro” y que invita a seguir jugando. Algunos psicólogos han comparado a Fortnite con las máquinas tragamonedas, uno de los juegos de azar más adictivos que existen. No es tanto así, puesto que intervienen otros factores relacionados con la destreza y la creatividad y no con el azar. Pero Fortnite ha sabido exprimir al máximo los mecanismos de recompensa.

Fortnite te hace sentirte “incluido” pues la mayoría de amigos también juegan.

Hay que tener en cuenta que Fortnite es utilizado por millones de niños en todo el mundo. Cuenta con una certificación PEGI +12. Esto quiere decir que, si expones de forma repetida a un adolescente al juego, seguramente tenga más opciones que un adulto de quedar “atrapado”. Para un adolescente, jugar a diario a Fortnite sería algo parecido a darle pequeñas cantidades de alcohol continuamente.

 

Síntomas de la adicción al Fortnite

El impacto de Fortnite en muchos niños y niñas está siendo considerable. Cuando alguien en la familia empieza a jugar a Fortnite no prestamos demasiado atención. Fortnite parece un juego de niños, pero no lo es. Tenga en cuenta que Fortnite Battle Royale supone compartir una experiencia de juego con 100 personas. Muchas de ellas pueden ser adultos y en caso de tener activada la función de chat, puede que asista a conversaciones “subidas de tono” o incluso no recomendables para menores. El caso es que un adicto al Fortnite, al igual que ocurre con otros videojuegos, puede presentar uno o varios de los siguientes síntomas:

  1. Un adicto al Fortnite invierte mucho tiempo en el juego (más de dos horas al día).
  2. Se muestra irritable o de mal humor cuando no puede jugar a Fortnite.
  3. El rendimiento escolar puede quedar alterado de forma llamativa.
  4. Sacrifica horas de sueño o juega hasta altas horas de la madrugada.
  5. Abandona actividades de ocio alternativas como el deporte o salir con los amigos.
  6. Las relaciones familiares quedan afectadas cuando alguien padece adicción al Fortnite.
  7. El comportamiento queda alterado y es frecuente empezar a detectar mentiras.
  8. Destina gran parte de su dinero para adquirir mejoras en Fortnite.
  9. En los casos más extremos, un adicto al Fortnite puede incluso llegar a robar o pedir dinero prestado.

Cuando uno o varios de estos puntos están presentes lo mejor es no entrar en pánico. Es común generalizar y fruto de la preocupación asignar un problema cuando realmente no existe. No ataque ni castigue a su hijo. Lo primero debería ser intentar hablar de lo que está pasando. Y si le parece oportuno, invitarle a hacer el test de adicción a los videojuegos a modo orientativo:

La adicción al Fortnite consiste en una pérdida de control sobre el videojuego.
La adicción al Fortnite.

Para realizar el test de adicción a Fortnite haz clic aquí

 

 

Guía para padres

Como decíamos, los padres a mundo se encuentran desconcertados cuando notan un comportamiento anómalo en su hijo. A menudo se encuentra jugando a Fortnite y su carácter ha cambiado. Se encierra en su habitación y pasa horas y horas jugando. Antes que nada, comentar que el primer error de los padres es minimizar el riesgo que suponen los videojuegos. Explicamos esto: en el último Campeonato Mundial de Fortnite, celebrado en 2019, un chico de 16 años obtuvo 3 millones de dólares al ganar el torneo. Muchos padres alientan a sus hijos a mejorar su destreza en Fortnite o incluso contratan entrenadores personales. En el lado opuesto, si pensamos que nuestro hijo tiene problemas con Fortnite, lo más adecuado será consultar con un psicólogo experto en adicciones. De todos modos, le ofrecemos una serie de recomendaciones prácticas, a modo de guía, para afrontar el uso inadecuado de Fortnite:

  1. No fomente la dependencia a Fortnite. “Eres muy bueno, pero tienes que mejorar” o “vete a jugar un poco al Fortnite que estoy ocupado” son mensajes totalmente contraproducentes.
  2. No entrar en pánico si muestra signos de adicción. No le amenace, no le castigue.
  3. A menos que haya un diagnóstico profesional de adicción al Fortnite es mejor proponer un acuerdo respecto del tiempo de juego que no la prohibición total.
  4. Evite convencer a su hijo de que los “amigos” del juego no son sus amigos. Realmente lo son, probablemente con los que más se relaciona.
  5. No lance mensajes como “eso es una pérdida de tiempo” o “solo sirves para eso”. En este tipo de juegos, la persona exprime al máximo sus facultades cognitivas e incluso habilidades sociales que no es recomendable minusvalorar.
  6. Intente promover el uso saludable del juego, haciéndolo compatible con otras actividades de ocio.

 

El tratamiento de la adicción al Fortnite

En caso de resultar fallidas todas las opciones anteriores debe usted contactar con psicólogos especialistas en adicciones para exponerles su caso. El tratamiento para la adicción al Fortnite pasa por identificar con precisión qué grado de problema puede estar causando el juego. En nuestro Centro Ludopatía Valencia le ofreceremos una atención rápida para que un profesional valore y diseñe el mejor tratamiento para superar la adicción a los videojuegos. Muy probablemente intentaremos restaurar la posibilidad de hacer un uso saludable de los videojuegos. Con diferentes técnicas y pautas, tanto para los padres como para la persona afectada, trataremos de restablecer aquellos aspectos que han quedado afectados por el uso problemático o patológico del Fortnite. Si necesita más información contacte con Ivatad Valencia Adicciones en el número 617 84 64 02.

 

.